EL NACIMIENTO

Cada vez más son los clientes que día a día entran a comprar a la farmacia con el teléfono móvil pegado en la palma de la mano, mientras que con la otra mano, intentan:

1-Poner el bolso en el mostrador

2- Tirarte las propagandas del mostrador, consecuencia de lo anterior

3- Echarte para un lado el ratón

4-Intentar sacar la receta que, curiosamente, siempre piensan que está dentro del bolso ( ojo! que a veces fallan)

5- ahí va ese “hola” tan ansiosamente esperado y un “espera que saque la tarjeta”… ( cuando le cuente a mi amiga qué voy a hacer de comer hoy)

6- ¡hala! persona tras el mostrador ya tienes todo, ponte a ver qué me sale en la receta

7- Señor, señora! perdone no se vaya al rincón, de verdad no tengo interés en escuchar lo que le cuenta a su otra persona tras el teléfono que no tiene razón cuando le dice que las papas con carne salen mejor sin papas…

8- tic tac tic tac

9- Se oyen gritos…¿¿QUIERE LA ATORVASTATINA??? ….desde el rincón…¡SIIIII!

¿¿QUIERE EL OMEPRAZOL????  ….desde el rincón …¡SIIII!

10- Mientras se escucha bla bla bla , se escucha poff poff poff de los tarritos de cremas de tester que la clienta se va probando cuando caen al suelo

11. La persona tras el mostrador, que todavia no sabe si es persona y si se le debe un respeto como tal, ya ha finalizado la dispensación y llama a la clienta para darle el importe. Todavia hablando de papas cocidas, acude a la señal que ve al fondo.

12- Son 3,40€ así susurrando le dice la persona tras el mostrador

13- Un gesto con la cabeza, indica la conformidad del cliente más un mensaje escondido de “espera que saque la calderilla, esas monedillas que nadie quiere y se acumulan en los monederos de Bimba & Lola clavándose como puñales en los ojos de la PTM ( Persona Tras el Mostrador)

14- La PTM lo cuenta y le da su compra a la clienta despidiéndose con un “gracias”  “qué pase buen día” y le salga bién esa comida. Un gesto con la mano de despedida, indica que acabó la tortura.

HASTA QUEEEEEEE, cuando felizmente, el farmacéutico o el técnico, PTM que si merecen respeto, se encuentra desayunando o merendando, aparece el cliente, sin teléfono móvil y con ojos asesinos echándote la venta encima del mostrador y gritando:

¡¡¡ME HAS DADO LO QUE NO ES!!! ¡¡NO ES LA TATINA ESA, EL MÉDICO ME MANDA CARDYL!!! ¿¿ES QUE NO LO VES EN LA RECETA?? Y ¡¡¡ME CAMBIASTE EL OMEOPRAZOL!!! ¡¡YO QUIERO EL BOTITOOOOOOOOOOO!!!

PTM: señora…¿qué tal le salieron las papas con carne? ¿las hizo con carne para mechar? ¿le añadió el orégano como le dijo su amiga? ¿va a quedar con su amigo esta tarde?

 

Tras éste caso que salió en revistas de ámbito farmacéutico y muchos más que afectan a éste sector asi como, los súper héroes que van mostrándose a la luz de todos los ciudadanos, los que defienden que hayan justicias, luchando por una sanidad digna para todos…nacen las figuras de FARMAMAN Y FARMAWOMAN.

Espero conocerles pronto #racatán

Amparito en traje y confección para FarmaToday

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *